Coca-Cola Amatil

Desafío

Coca-Cola Amatil (CCA) es una de las mayores compañías embotelladoras de bebidas no alcohólicas de la región de Asia y se encuentra entre las cinco compañías embotelladoras de Coca-Cola más importantes del mundo. Para mejorar su funcionamiento, CCA identificó dos áreas en las que se podía prevenir el fraude y mejorar los controles. Según Ray Armstrong, Jefe de seguridad y control de fraude de CCA, la empresa celebró una conferencia contra el fraude que identificó la necesidad de supervisar los sistemas de tarjetas de compra, cuentas por pagar y nómina. Además, la organización tenía grandes volúmenes de transacciones de datos que se debían supervisar para obtener información detallada rápidamente.

“Fue uno de los motores de transformación que condujeron a los cambios de comportamiento.”

Ray Armstrong, Jefe de seguridad y control de fraude

Solución

CCA necesitaba una solución que pudiera automatizar el análisis de todas sus transacciones y que permitiera gestionar los flujos de trabajo para detectar cualquier anomalía. CCA eligió CaseWare Monitor, que ofrece todas estas características y más. CaseWare Monitor se configuró para analizar todos los datos de tarjetas de compra, cuentas por pagar y nómina de CCA, así como para identificar anomalías. Una vez que se detecta una anomalía, se asigna a empleados clave para que la puedan resolver mediante las funciones de flujo de trabajo y gestión de casos. 

La solución también proporciona información sobre las causas raíces de las anomalías, lo cual se puede utilizar para mejorar el entorno profesional y fomentar una cultura de prevención del fraude entre los empleados.

Resultados

Según Armstrong, los resultados que ha obtenido CCA con CaseWare Monitor han sido asombrosos. Tras siete meses de supervisión, la empresa descubrió que los gastos de sus tarjetas de crédito se habían reducido considerablemente. “CaseWare Monitor fue uno de los motores de transformación de las políticas y procedimientos que condujeron a los cambios de comportamiento que necesitábamos implementar”, dijo Armstrong. Además, también ayudó a alterar la cultura para que todos los empleados aceptaran que las transacciones se revisarían y se examinarían a fondo.